Las mascarillas recomendadas para la población en general, ya sea para uso doméstico o laboral, son las mascarillas higiénicas o en su defecto las quirúrgicas.

Ya son varios los organismos púbicos como el Ministerio de Consumo o la Organización Mundial de la Salud (OMS) quienes desaconsejan el uso de mascarillas médicas FFP2 o mascarillas EPIS para su uso en la población en general. ¿A qué se debe esta recomendación?

La información que nos llega a través de los medios de comunicación es tan amplia que a veces creemos que es mejor para nuestra seguridad comprar una mascarilla médica porque nos va a proporcionar mayor seguridad a nosotros y a quiénes nos rodean. Aunque muchos ciudadanos lo desconocen, no es del todo así y cada vez son más las voces que se unen para explicar las diferencias entre unas y otras tipologías de mascarillas.

Hace tan solo unos días, el propio Ministerio de Consumo recordaba las prácticas recomendadas en la Guía con los consejos que debes tener en cuenta al comprar una mascarilla.

–              Recomendación para población general y personas sanas – MASCARILLAS DE HIGIENE O HIGIÉNICAS

–              Recomendaciones para personas enfermas o con síntomas – MASCARILLAS QUIRÚRJICAS

–              Recomendación para personal sanitario en contacto con el virus – MASCARILLAS MÉDICAS DE PROTECCIÓN INDIVIDUAL (EPI)

Recomendaciones para uso mascarillas

Recomendaciones del Ministerio de Consumo para el uso de mascarillas

Las mascarillas médicas, mascarillas de equipo de protección individual (EPI) cómo realmente se denominan, requieren de un conocimiento previo en cuanto a su colación y manipulación. Un uso inadecuado por desconocimiento o el hecho de que cuenten con válvulas de extracción de aire puede ser perjudicial para nosotros, o para los que nos rodean.

No obstante, todavía existen muchas dudas en la población con respecto a las mascarillas médicas. ¿Cuántos tipos de mascarillas médicas hay? ¿Son las conocidas FFP2 mascarillas médicas o de protección individual?

Por norma general existen 3 tipos de mascarillas médicas o EPIS, en función de su grado de filtración. FFP1, FFP2 y FFP3. Las segundas, las FFP2, se han convertido en las más populares en su uso contra el coronavirus pero además cualquiera de estas tres tipologías puede variar en función de sí disponen o no de válvulas o filtros contra partículas. De menor a a mayor grado existen los filtros P1, P2 y P3. Si la válvula es de extracción no protege a quienes nos rodean, ya que el aire del usuario que lleva la mascarilla sale sin filtrar.

 

Riesgos de usar una mascarilla médica por la población general

  • Desconocimiento técnico y posibilidad de cometer errores en su uso. Ponerse o quitarse de forma errónea este tipo de protección puede eliminar su eficacia.
  • Puede dificultar la respiración del usuario que la porta.
  • Falsa sensación de seguridad.
  • Personas con dificultades respiratorias pueden no tolerar su uso.
  • Las mascarillas que incluyen válvula de extracción pueden ser perjudiciales para quienes nos rodean, ya no filtran el aire del portador de la mascarilla hacia el exterior.

 

Ventajas de uso de las mascarillas higiénicas por la población general

  • Puntos de venta más accesibles para la población en general
  • Son más económicas
  • Lavables fácilmente en casa
  • Adaptabilidad por medio de tallas o por el uso de una o dos gomas
  • No dificultan la respiración

Es importante concienciarse, por lo tanto, de que si no somos profesionales sanitarios o no estamos en contacto con el virus, no requerimos de este tipo de mascarillas para protegernos. El buen uso de una mascarilla higiénica, siempre acompañado de las medidas de distanciamiento e higiene recomendados, son suficientes para la protección ante el virus.  Aunque es de vital importancia recordar en todo momento que las mascarillas son únicamente un medio complementario de protección contra el virus o cualquier amenaza vírica.  Además del uso de mascarilla es necesario seguir cumpliendo de forma adecuada con el resto de medidas preventivas y de precaución.